El impacto de los Sistemas de Información en operaciones M&A

La fusión, así como la adquisición (en inglés M&A), entre compañías constituye una operación compleja en la que dos o más sociedades se unen para formar una única entidad jurídica, resultando de ello la disolución y desaparición de una o varias de las empresas implicadas, surgiendo de esta forma una nueva entidad jurídica independiente que absorbe todos los derechos y obligaciones de las sociedades que participan en la fusión.

Se trata pues de un método de desarrollo externo empresarial que consiste en la integración de dos o más empresas de forma que desaparezca, al menos, una de las originales.

La justificación de la fusión se fundamenta sobre la base de la dirección de desarrollo que las empresas participantes han establecido en su dirección estratégica y que responden a diferentes objetivos principales:

  • Creación de sinergias y economías de escala que pueden conducir a una mayor eficiencia y rentabilidad.
  • Conseguir el tamaño mínimo necesario que requiere la industria para competir a escala internacional.
  • Aprovechar la complementariedad en las líneas de productos de las empresas que participan en la fusión.
  • Obtener eficiencia económica por la reducción de costes, la obtención de recursos y nuevas capacidades.
  • Mejorar el equipo dirigente actual buscando un mejor nivel de dirección.
  • Reducir la competencia en la industria mejorando la posición competitiva en la misma.

Si bien, aunque la justificación de una operación de fusión constituye un factor de crecimiento y desarrollo para las empresas, es importante hacer notar que el proceso en sí presenta ciertos riesgos e inconvenientes producidos por factores como el choque de culturas empresariales, los incrementos en los costes de dirección, gestión y coordinación o reducciones de plantillas por el mayor incremento de recursos y excedentes.

De esta forma una operación de fusión requiere un gran esfuerzo por parte de cada una de las empresas participantes para conocer y obtener una imagen fiel de la situación económica, financiera, cultural, social y medioambiental del resto que ayude en la toma de decisiones, y a responder a preguntas tales como si ¿encajarán las culturas empresariales? ¿seremos más eficientes o surgirán nuevos frenos? ¿tendremos una posición competitiva mayor?

Es precisamente aquí donde los sistemas de información tienen su papel principal a la hora de responder a estas cuestiones. Los sistemas de información, entendidos como un conjunto de componentes relacionados que recolectan, procesan, almacenan y distribuyen información para apoyar la toma de decisiones y el control en una organización, abarcan tres funciones principales:

  • Soporte y ayuda de las actividades operativas de la empresa.
  • Soporte para el control de gestión.
  • Soporte en la toma de decisiones mediante las herramientas de Business Intelligence y la minería de datos.

Estos sistemas permiten interaccionar entre sí a una multitud de componentes existentes dentro de la organización (personas, datos, actividades, recursos materiales,…) para alcanzar un objetivo determinado, satisfaciendo así las necesidades de información de dicha organización, y como vemos el protagonismo de dichos sistemas en la actividad de la organización impacta directamente en los niveles operativo, táctico y estratégico dentro de una operación de fusión.

A nivel operativo el impacto de los sistemas de información es máximo en un proceso de fusión. Si dos o más compañías unen sus sistemas de información para crear sinergias, el resultado es la obtención de grandes bases de datos de clientes con un gran conocimiento de la demanda y del comportamiento de dicho sector e industria, o acceso a nuevos contratos de compraventa. Es el caso de la fusión que se produjo entre la red fija de Telefónica con la red móvil (Movistar) que comenzó por la unificación de sus sistemas de información.

Otro ejemplo lo podemos encontrar en la fusión que se produjo entre Movistar y Canal+, creando así Movistar+ fruto de la fusión entre ambas compañías para obtener una posición predominante en el mercado de la televisión digital nacional. La unión a nivel operativo de ambas plataformas supuso un ahorro de costes operativos, financieros y comerciales que ha reportado una ventaja competitiva frente a sus competidores.

En el plano táctico el impacto de los sistemas de información en una fusión supone crear sinergias que permitan un ahorro en costes de los diferentes departamentos existentes y que tiene su reflejo en cada uno de los presupuestos anuales. Los sistemas de información ayudan a establecer las tácticas necesarias para que la organización pueda conseguir la visión y los objetivos descritos en el plan estratégico.
Como ejemplo podemos destacar la fusión entre el grupo de telecomunicaciones japonés Nippon Telegraph and Telephone (NTT) y la división tecnológica de Dell con el fin de aumentar la presencia de NTT en Estados Unidos, en el mayor mercado de servicios tecnológicos del mundo, ahorrando en costes de marketing y comercialización al conectar sistemas de información, o las sinergias creadas en la fusión del Banco Santander con Banesto producida en 2013 que supuso unos ahorros de 30 millones de euros por los sistemas de información y redes.

Por último, en el nivel estratégico el impacto de los sistemas de información tiene una mayor o menor influencia en función del sector en el que nos encontremos. En sectores con mayor incertidumbre, como pueden ser el de las TIC y Telecomunicaciones, el impacto será mayor al permitir a la empresa conseguir nuevos recursos y capacidades. En otros sectores el impacto puede ser menor pero no por ello menos importante. Las empresas utilizan información para tomar decisiones estratégicas, solucionar problemas y construir su base de conocimientos. Es por ello que los sistemas de información son cruciales para dicho desempeño.

En las operaciones de fusión, durante la valoración de empresas, el precio de adquisición depende en gran medida de los resultados que se esperan conseguir en el futuro, por lo que hay que disponer de las herramientas adecuadas para medir los parámetros asociados a la compra y al proceso de creación de valor. Es ahí donde los sistemas de información pueden aportar todo su potencial.

Como ejemplo del impacto de los sistemas de información en fusiones a nivel estratégico podemos mencionar la adquisición de Nokia por parte de Microsoft como una operación estratégica basada en la visión de Microsoft de convertirse en un estándar de sistema operativo para dispositivos móviles.
Otro ejemplo lo encontramos en la fusión de las compañías aéreas LAN y TAM que se unen bajo la misma marca como estrategia para “llevar América del Sur al mundo” y ayudar en su posicionamiento “para poder operar en un escenario cada vez más competitivo” según palabras del vicepresidente ejecutivo del Grupo Latam Airlines.

CONCLUSIONES

Después de todo lo expuesto anteriormente podemos concluir que los sistemas de información tienen diferentes grados de influencia en operaciones de fusión y adquisición dependiendo del sector o industria en el que nos encontremos. Independientemente del grado de influencia, sí que podemos afirmar que existe un impacto real de dichos sistemas al proporcionar a las organizaciones un soporte para las actividades operativas de la empresa, para el control de gestión y en la toma de decisiones mediante las herramientas de Business Intelligence y la minería de datos, que se resume en:

  • Una mayor importancia de la utilización de bases de datos comunes que van recogiendo los datos generados en las diferentes organizaciones, lo que deriva en una mayor eficiencia en los procesos y una mayor simplicidad a la hora de llevar a cabo los procesos de fusión.
  • Respuesta rápida a las necesidades de las compañías y sus clientes.
  • Mejor estimación del valor real de las empresas.
  • Mejor balance entre la protección y el acceso a la información y las aplicaciones que la empresa necesita para operar.

 

Otros artículos interesantes